Constituirse en un lugar
de sana convivencia, entregando un proceso de
enseñanza aprendizaje integral, inclusivo y de
calidad, enmarcado en un ambiente de respeto
mutuo entre sus diferentes estamentos,
propiciando la participación de la familia,
conociendo sus deberes y derechos, para formar
niños y niñas con habilidades y competencias
necesarias para desenvolverse plenamente en la
sociedad.